jueves, 12 de julio de 2012

Te pongas como te pongas


Hay ciertas cosas que todo ser humano está llamado a experimentar, me refiero a cosas físicas, relacionadas  con los sentidos.
Son cosas que aunque yo quiera evitarle a Cocoliso las hará. Una madre se puede poner como se ponga, andar con mil ojos… La curiosidad de un niño suele ser atómica.
Son esas sensaciones que basta con experimentar una sola vez, para no reiterar en lo mismo. Tú ya has cogido sentío.
Han pasado muchos años de todo aquello, pero puedes revivir la sensación y evocar tu alegre inocencia. Vamos a ello:
El sabor de la colonia. Uno cierra los ojos y puede sentir en el paladar el regusto a quemazón de alcoholazo que te llena la boca. Aquello huele estupendamente y una cosa lleva a otra, es esa engañifa de los sentidos: algo te entra por el olfato o por los ojos y es irresistible llevárselo a la boca. Da igual que tu madre cada vez que hacías amago te dijera: eso ni se te ocurra…. Tú vuelves a dejar el bote en su sitio sabiendo que ya encontrarás la ocasión…
Movido por la misma engañifa sensorial pegas un bocado a una goma de borrar, no sabes bien qué esperas encontrar, pero la textura, el olor y el color pastel te mueven al empirismo…..
Una vez en tu vida, la primera y última, te tragarás la pasta de dientes, el resto de tus días te cuidarás muy bien de escupirla….
Ocurre también con los chicles, alguna vez será un accidente, pero en una única ocasión y en un acto de rebeldía querrás experimentar el tragártelo tu solo, normalmente se te queda una cara de sopazas pensando: y ahora qué?
La misma cara que cuando acercas la lengua a algo sacado del congelador, o al congelador mismo, tu lengua se queda pegada y pasas unos segundos de agonía…. Hay algo en todo la estampa que te resulta vergonzante y si te cazan en delito sabes que la reprobación consistirá en un adjetivo calificativo simple y llano, como tu madre los dice.
En otras ocasiones es el ansia de lo que tu madre tan sabiamente te raciona…..te ves un día con un bote de colacao rodeado por tus anhelantes bracitos, llenas una cuchara hasta el triple de su capacidad y te la atizas en la boca con la adrenalina disparada.... Tu flipe es espectacular cuando descubres que tu boca y tu nariz andan conectados. El cacao en polvo sale por tu nariz, tienes la boca a rebosar de chocolate y estás tosiendo medio ahogado…..
Sentir un calambrazo. A pecho palomo. Yo he metido los dedos en un enchufe porque, esos dos agujeritos en la pared, llaman poderosamente la atención de un niño, sobre todo viendo la reacción histriónica de los adultos cuando te acercas a ellos…. No te dejan más remedio que probar a ver……
Ves una vela encendida con un líquido denso bajo la llama….metes el dedo y te quemas, pero pasa rápido, lo que tienes en el dedo deja de ser transparente y puedes desprenderlo sin dejar mancha, y con tus huellas dactilares (ohhh¡¡!!) Con esto normalmente pruebas varias veces, fascinado, hasta que en tu locura investigadora sueles derramar el líquido en algún lugar textil, del que la cera ya no sale tan fácil….tu madre no suele entender la gracia….
Hay cosas que experimentas mientras estás absorto en otra….normalmente atocinado viendo la tele. Una de ellas es quitarte una legaña reseca del ojo y descubrir que puedes estirar muchísimo el lagrimal hacia tu nariz, te da una sensación curiosísima, si además tienes el dedo sucio de la calle, te acaba escociendo bastante el ojo que suele acabar lloroso. Has aprendido una lección de asepsia sin que nadie te diga nada…..
En esa misma postura de chulina de la vida, con una pierna encogida en el sofá reparas en la costra de tu rodilla, ya reseca y muy oscura, comenzarás a levantar con la uña uno de los extremos y harás una labor de insistencia malaya hasta que te la desprendas del todo: Un trabajo limpio, pensarás. Porque sabes que hay veces que en el proceso te vuelves a hacer sangre, con lo que hay costras que te acompañan toda tu infancia en las rodillas, de la misma caída…..
Si no te da con la costra, te da con un uña que se te ha roto, te llevarás el trozo partido a los dientes y tirarás de lado, el dolor es tan fino que en tu vida adulta no hace falta ni recrearlo, le ves la uña así a alguien e instintivamente dices: eso no te lo arranques….a ver si llevo por aquí una lima…..
Como la infancia es experimentar y experimentar haces las cosas más inverosímiles: pasar una goma de los huevos alrededor de tu dedo índice, dando muchas vueltas….hasta que se te pone muy rojo….Cuando te quitas la goma, tu dedo tiene un montón de marcas hendidas y tú las acaricias para notarlas: alaa… De adulta te quitas una goma del pelo te la pones en la muñeca y si te aprieta mucho piensas: ni de coña, al bolsillo…..
Se me ocurren muchas más y seguro me olvido de otras: el sabor de una pastilla de jabón, la desagradable sensación de mojarte las mangas de un jersey de lana, chupar la suela de un zapato, pintarte toda la piel con un rotulador que no sale con agua, hundir el pie hasta el tobillo en las juntas del sofá….
Estas cosas no las vuelves a hacer nunca porque efectivamente la experiencia es un grado. Pero lo cierto es que una vez las hiciste y las podrías volver a hacer…a riesgo de lastimarte, o de pasar un rato extraño, o de parecer gilipollas total.
Lo único que no puedes volver a hacer porque todos hemos olvidado la técnica son las curiosas y entrañables pompas de saliva…..
Tú puedes de adulto calzarte un tequila, que no se diferencia mucho de la colonia, quitarte una costra….pero lo que no vuelves a hacer nunca de adulto, ni en la intimidad, ni con tus amigos, ni con una pareja con la que sales a cenar es decir: atiende, atiende…mira que pompazo te voy a hacer con la saliva…porque aunque quisieras, ya no sabrías hacerlo.
Cómo es posible que montar en bici nunca se olvide….y este control de fluidos cuya técnica dominabas se haya borrado de tus habilidades??

55 comentarios:

  1. Ja, ja, ja... pues yo sí sigo haciéndoselas a mi peque. Y a él le encanta. Tanto que hacemos competición a ver quién hace la más grade.
    ¡Eso sí! En la más pura intimidad... ya lo tengo aleccionado a que él lo puede hacer en público pero mamá no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja pues por lo que estoy viendo por aquí vas a tener que quedar con todas y refrescarnos la técnica, porque eres de las pocas que no ha olvidado esa habilidad....tú debes de ser lo más de lo más par tu nene....

      Eliminar
  2. Me ha encantado como siempre, eso si de tu lista de experimentos nohe hecho todas, pero si alguna más burra ehh, lleva como una idiota desde que te he leido, intentado hacer pompas de saliba...

    Como siempre un placer leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!, te puedes creer que mientras yo lo redactaba también intentaba hacerlas, pensaba: esto no me sale ya ni de coña..
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  3. Jajajaja 
    Ay ay que yo no recordaba casi ninguna!! Pero según iba leyendo ... Todas las he hecho!!!
    Y ahora me espera una tarde de intentar hacer pompas de saliva, pero ka pasaoo???? Si yo era la mega crack de las pompas!!!???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja ay matt me parto...yo también las hacía que no veas, y fijate tú, pa lo que hemos quedado, pa hacer presentaciones de empresa y mierdas así, cuando lo genuino eran aquellas maravillosas pompas, justo lo que hemos olvidado....

      Eliminar
  4. Jodeeeer ¡¡es verdad!!! ya no me salennnn!! Y reconozco que lo he estado intentando....¡pero si yo era una artista!

    Ay nena..menudo viaje en el tiempo que nos has regalado...
    Lo del cola cao, calla calla que un día me lo hizo E. y yo crei que se ahogaba...Como tú dices son cosas que hay que experimentar y si no ¿que coño de infancia es una infancia sin todo esto que magistralmente rememoras??

    Añadiré el irresistible impulso de probar la pimienta negra (en grano, claro está).

    Gracias por el ratito. Mi humor hoy lo precisaba.

    Abrazo chillón, morena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ayyyyyy siiiiiiii lo de la pimienta....cierro los ojos, y se perfectamente lo que es sentir en la muela la bola de pimiento y morder...de suicida total........
      y efectivamente todos sabemos esas sensaciones, joder y nuestras madres nos cuidaban..... por eso yo pienso, cocoliso va a experimentar por mucho que yo vigile como una loca, él encontrará el momento de echarse un lingotazo colonia....

      Eliminar
  5. Jaaaaajajajajaja! Menos chupar la suela de un zapato lo he hecho todoooo! Eres una crack!
    Por cierto, llevo cinco minutos delante del ordenador tratando de hacer las dichosas pompas...al final lo consigo!
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay Mo me parto....esto me lo escribiste ayer y te estoy contestando un día después.....me pregunto si habrás avanzado ante la atónita mirada de tu jefe....
      Un besote guapa.

      Eliminar
    2. Jejeje, tengo truqui, trabajo solita en una conssulta a tres locales de distancia de mi jefa...Muas!

      Eliminar
  6. jooo que te he dejado un comentario y no se que ha pasado.
    Te decía que vaya regresión al pasado acabo de tener, un diez para ti, me ha parecido fantástico tu post!! La definición del sabor a colonia es perfecta y ya no te digo nada de esa boca llena de cola-cao jejej creo que lo he experimentado todo menos lo de chupar el zapato y lo del enchufe pero como dices es normal que a los peques les molen los enchufes con el drama que se vive cuando se van a acercar jeje. Lo dicho que me ha encantado leerte (bueno como siempre). Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rocío guapa, muchas gracias, que a todos nos daba por la misma experimentación....y más cosas que se me ocurren, andar con unas zapatillas de tela chorreando porque las has metido en algún charco...caminas y suenan tus dedos dentro: cri cri, incomodísimo....cuando eres adulto evitas como seas mojarte los zapatos, te parece lo peor que te puede pasar, llevar los pies chorreando...
      ay cuánta inocencia.....

      Eliminar
  7. Ja, ja, ja, buenísimo. Con lo del colacao casi me atraganto de nuevo.
    Pues oye, yo sigo haciendo mis pompitas de saliva, en casa claro, donde hay confianza :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol!!! qué grande eres!!! que ninguna nos acordamos...!!! tendrás que hacer un post sobre la técnica:

      Lección 1: cantidad de salivilla...
      Lección 2: intensidad del soplido...
      Lección 3: ejecución del estallido sin salpicarte la barbilla....

      Ay me parto yo sola....

      Eliminar
  8. jajajaja jajajaj te hemos echado de menos!!! Lo del cola cao genial, lo de la goma de borrar, lo de las pompas de saliva1!!! jajajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay María.....cuando retomarás?? de todas formas me costaba mucho seguirte en el otro blog...tenía que entrar a través de un tercero....y Abril...estará atómica total...

      Eliminar
  9. Que de cosas! Cuantos recuerdos? La goma, la colonia, la cera de la vela, jajaja
    Y tú no te ponías alfileres en la yema de los dedos , así, transversalmente, sin que haga daño? era lo más!, yo acababa con uno en cada dedo, guau! que hazaña!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nenica qué ejemplazo más bueno....me encanta!!! lo tenía olvidado en una neurona perdida...pero me acuerdo perfectamente, te apretabas un poco el dedo para dejar holgura y a pasarte el alfiler por debajo de la yema, y no dolía....!!!! ay me parto, yo creo que ése era un experimento solo apto para niños especialmente temerarios.....
      que ilusión me ha dado al leerlo....

      Eliminar
  10. A poco me caigo del sofá con tu final magistral de las pompas de saliva!!!!! Yo hay muchas cosas que no hago ya, pero hay una que no quiero dejar de hacer, eso sí, con prudencia para no ahogarme, aunque no siempre lo consigo, y es meterme una cucharada de colacao a diario pal cuerpo....cuando era pequeña miraba a los adultos que tomaban café y yo pensaba que de mayor se tomaba café y de pequeño colacao, y que algún día dejaría de tomarlo.....pero me niego!!!

    En mi barrio hubo una época que nos comíamos unas flores que había en una maceta decorando el portal, porque a algún listillo o listilla se les ocurrió decir que eran comestibles.....puagh!!

    En fin......que los niños dejarían de ser niños si no hicieran estas cosas.....ya tendrán tiempo de volverse unos adultos petardos que miran las consecuencias de todo sin disfrutar al máximo de la vida!!!!

    Un besazooooo
    Jeza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay Jeza, ya me conozco yo bien tus adicciones al colacao, como una niña chica.... pero lo que yo no sabía es que continuábas metiéndote cucharadazas a cascoporro, cuando vayamos de casa rural yo no me pierdo una demostracion....
      lo de las flores, yo también he comido alguna!! esperas un sabor alucinante y contárselo a tus padres, pero siempre amargan las jodías....
      Un beso enorme corazón!!

      Eliminar
  11. Preparemonos para lo peor jajajaaa
    Ya empezo cocolisso a hacer de las tuyas?
    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uy annie, aún a saco no, pero le ya le empiezo a notar yo sus malas idesas....

      Eliminar
  12. Me ha encantado leer tus experiencias, algunas ni siquiera se me habrían ocurrido, yo debía de ser un poco lela de pequeña, así me he quedado, claro.

    Confieso que jamás le he dado un chupito a la colonia, aunque sí a la goma de borrar y por supuesto a la pasta de dientes, nunca he sentido un calambrazo y nunca he jugado con llamas (hasta que aprendí a hacer queimadas, claro) nunca me he quitado una costra... Creo que la culpa de todo esto la tiene el nesquick. Por qué no se compraba en mi casa el colacao? Así salimos.

    No se borran las habilidades, sólo se transforman. Es sólo que la técnica de control de fluidos que dominas ahora, es otra, lo siento pero me lo has puesto a huevo, cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja ay parrulina, cómo eres....
      oye pero en serio no te han ocurrido todas esas cosas?? no sabes qué se siente al tocar cera líquida??? pero chica...no sabía yo lo poco curiosa que eras para estas cosas sensoriales, y lo curiosona que eres para otras....

      Eliminar
  13. Y graparse un dedo, jugar a ver quien se tira desde mas alto (nosotros lo haciamos en la bajada a un parking), poner un petardo en una mierda,... que recuerdos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vaya, ésas no las hice nunca....aunque lo de graparse un dedo suena tentador.... ;P

      Eliminar
  14. Buenisimo!! clasicos, basicos!!jeje. Hola, he conocido este blog a traves de tan peques y blogueros, y me encanta!!! te paso el mio y espero que te guste tanto como a mi el tuyo. Muchas gracias!!
    Un abrazo!
    http://vayatelitade.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias....me paso ya mismo a verte...!!!

    ResponderEliminar
  16. jajaja! QUE ENTRADON!! Me ha gustado muchisimo!!! Gracias MDB!! Y menos mal que hay algun loco por ahi (aunque vaya de anonimo!!) que tambien se grapo un dedo, pense que fui la unica idiota hasta ese extremo!!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajaja ay nena jurame que te grapaste un dedo....qué grande que eres.... me encanta esa filosofía de vida infantil: experimentar con uno mismo....las cosas más inverosímilies.....

      Eliminar
  17. juaaaaaaaa ¡¡¡¡ perdón,pero me parto con lo de la grapa ¡¡

    y beberte la primera cerve de tus padres en un bar ,cómo si te hubieras equivocado al coger tú fanta ?¿¡¡

    y nadie se ha clavado un compás ?¿¡

    Me ha ido el Sado ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja lo de la cerveza algodona qué bueno, no me acordaba....hasta que no la pruebas no paras...
      y lo que dices del sado, es que es así, supongo que para experimentar con tu umbral del dolor....o contrastar ese: nooo pupaaaaaa, tú piensas: a ver cuánto de pupa, que quizás no es para tanto....

      Eliminar
  18. Respuestas
    1. Ahora me paso linda que tengo que ir leyendoos poco a poco....pero vamos que mil gracias!!

      Eliminar
  19. Y en mi blog tienes otro....Que ya sé que estas de vacaciones...pero es que yo soy muy de seguir las normas O_O jajjajajaa

    Abrazo apretao!!!!!

    ResponderEliminar
  20. jjaajaj, me parto!! Has dejado para lo último lo de las pompas porque sabías que íbamos a picar e intentarlo, verdad? Pues no, no me salen, jajaaja

    Yo me acuerdo de ponerme pegamento Imedio en toda la palma de la mano, esperar a que se secara y luego quitar toda la capa... dios, qué olor!! anda que no molaba ni nada, jijiij

    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja mamanatas me parto.....lo de flipar con el olor me ha dejado loca.....es buenísimo...!!!

      Eliminar
  21. jajajajaja equivoocaste el título. El correcto era: "Al final de la lectura de esta entrada voy a conseguir que hagas algo que jamás creíste volverías a intentar".

    Tremenda entrada, la voy a enmarcar. Conforme iba leyendo se me iban achicando más los ojos -en un acto reflejo de "aaaayyyyyyyy"-.

    ................ y sí, yo tambíen lo he intentado.... y sí me salen!!!!!!!!!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay qué bueno el título si lo "fuera" sabido lo "fuese" editado con el título que propones que es genial.....
      y alucinadita me dejas: te salen las pompas!!!! qué pelusa me da...

      Eliminar
  22. Esta entrada la pilla Piedrahita y te compra los derechos. ¡Grande amiga! Contribuyo con una muy gore de mi más tierna infancia: meter el meñique en el sacapuntas y "cortarte" la uña. ¡Ah! Y otra sólo apta para madres lactantes... porque hay experimentos que llegan más tarde en la vida: probar la leche materna cuando usas sacaleches. Conste que con el primero no lo hice, pero con el segundo me pudo la curiosidad. No es que estuviera mala, pero vamos, que no es para repetir la experiencia.
    Un besazo y feliz verano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piedrahita me encanta, asi que lo tomo como un gran piropazo... hay un monólogo suyo que habla del tiempo, lo relativo que es en las distintas fases de tu vida....cuenta que si una madre pide a un niño varón que baje la basura pondrá objeciones, pero si le dice, a ver cuánto tardas en bajarla que te cronometro, sale escopetao, cuando sube sin aliento, se da cuenta de que su madre ni tiene reloj de cronometrar ni nada que se le parezca....
      tus dos aportaciones me han fascinado...la del sacapuntas no la probé....pero la de la leche siiiiiii, con la yemita nada más.....ña ña ña

      Eliminar
  23. Hola guapísima!!!gracias por tus coments a pesar de nuetra ausencia.......un beso y hasta muy pronto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso muy grande para vosotros también!!!! muaaaaaaaa

      Eliminar
  24. Hola
    Me llamo Carla y tengo un directorio web. Me ha encantado tu sitio! Tienes unos post muy guapos!! te felicito!. Haces una labor fascinante con tu web. Por ello, me gustaría incluir un enlace de tu sitio en mi directorio. Así mis usuarios podrán visitarte.
    Si estás de acuerdo házmelo saber.
    PD: mi email es: mendezcarla90@gmail.com
    Carla.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes qué ilusión me hace que me digas todas esas cosas tan lindas....puedes enlazar mi blog donde tú quieras, por cierto tienes tú también blog?....

      Eliminar
  25. jejeje..me has recordado muchas sensaciones porque yo de chica quería ser "EXPERIMENTADORA"...asi lo llamaba jajajajaj
    Muy bueno el post de hoy!!!!

    Ana

    http://serpadresymuchomas.foroactivo.net/

    ResponderEliminar
  26. Guapa no había comentado nada por prisas o vagancias pero me reí muchísimo con esta entrada y con todas las ocurrencias que habéis ido poniendo después. Me parto con lo de poner un petardo a una mierda!! lo que nunca he probado es la colonia pero me quedé con las ganas y también de probar el detergente en polvo, aysssss me moría de ganas!. A mi me gustaba mucho lo de los alfileres en la mano y la cera de vela (la de horas que habré perdido jugueteando con la cera y el fuego en general, llevaba los bolis siempre quemados y retorcidos) comer goma de borrar,la tiza y cal de la pared, la punta de las pinturas de color de madera y reconozco haberle dado algún bocado a algún plastidecor y comprobar que estaba asqueroso (el resto de cosas que he dicho antes no ummm!!!). Pero lo de comer de la basura no lo recuerdo, lo cuenta mi madre siempre: Como en casa no me compraba bollycaos,en la guarde le dije a una niña que el suyo tenía bichos, aquella lo miró con asco y lo tiró a la basura, y luego yo fui yo, lo saqué de la basura y me lo comí. Por cierto a la leche materna yo también le he dado algún lametazo cuando se me ha derramado del sacaleches a la mano y uuuuum a mi me parece que está muy dulce! hombre me daría grima bebermela, pero creo que de sabor está rica jajajaja. Madre mía a saber lo que probarán luego los nuestros....
    Superdul (a ver si arreglo lo de mi perfil).

    ResponderEliminar
  27. MdB que estás muy missing tú!!! y se te echa de menos!.
    Para animarte a que vuelvas te he dejado un premio en mi blog
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  28. Ya has acabao tus vacaciones en plan maestra o que ?!!!

    Luna

    ResponderEliminar
  29. siusvaisacagar
    http://desbloggeando.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar